Vampire Academy V

portada-vampire-academy-v-deuda-espirituDeuda de espíritu
Richelle Mead

Novela
Alfaguara. 2014
ISBN: 9788420415796
9788420416793 (epub)

«Hay una gran diferencia entre las amenazas de muerte y las cartas de amor, aun cuando la persona que te escribe las amenazas de muerte no deja de afirmar que te ama de verdad. Por supuesto, y teniendo en cuenta que yo misma intenté una vez matar a alguien a quien amaba, es posible que no tenga derecho ninguno a juzgar a nadie.

La carta de hoy había llegado en el momento perfecto, y tampoco es que hubiera de haberme esperado menos que eso. Ya la había leído cuatro veces, y, aunque ya me estaba haciendo llegar tarde, no pude evitar leerla una quinta.

Mi querida Rose:
Una de las pocas desventajas de que te hayan despertado es que ya no te hace falta dormir, y, por tanto, dejas de soñar. Es una lástima, porque, si pudiera soñar, sé que soñaría contigo. Soñaría con tu olor y con el tacto sedoso de tu cabello oscuro entre los dedos. Soñaría con la suavidad de tu piel y con el ardor de tus labios cuando nos besamos.
Sin los sueños, he de contentarme con mi propia imaginación, que viene a ser prácticamente lo mismo. Y me puedo imaginar todas esas cosas a la perfección, igual que soy capaz de imaginarme cómo será cuando me lleve tu vida de este mundo. Es algo que lamento tener que hacer, pero has sido tú quien ha convertido mi decisión en algo inevitable. Tu negativa a unirte a mí en la vida eterna y en el amor eterno no deja hueco a ninguna otra posibilidad, y no puedo permitir que alguien tan peligroso como tú siga vivo. Además, aunque forzase tu despertar, tienes ya tantos enemigos entre los strigoi, que alguno de ellos te mataría. Y si has de morir, será por mi mano. Por la de nadie más.
No obstante, te deseo buena suerte hoy con tu examen final, y no es que la necesites, en absoluto. Si de verdad te van a obligar a pasar por él, no es más una pérdida de tiempo para todo el mundo. Tú eres la mejor de ese grupo, y para esta tarde ya lucirás tu marca de la promesa. Por supuesto, eso significa que serás un desafío aún mayor cuando nos volvamos a encontrar, algo con lo que sin duda disfrutaré.
Y desde luego que nos volveremos a encontrar. Una vez graduada, te enviarán fuera de la Academia, y cuando salgas de las defensas, te encontraré. No hay lugar en el mundo donde te puedas ocultar de mí. Te estoy vigilando.
Con amor,
Dimitri.»

.

.

.

.

.

.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2014, Novela fantástica y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.